Divisiòn Moldes

Division Energía

PDFImprimir

Aceros para trabajo en frío

El trabajado en frío de metales se desarrolla a temperatura ambiente o muy cerca de ella, esto impide que sean utilizadas temperaturas altas para tratar de reducir la resistencia del material o la presión de formado, adicionalmente algunos materiales vienen trabajados en frío (cold rolled) lo que aumenta su resistencia y el trabajo necesario para obtener su forma final.

La ventaja del trabajo en frío, además del ahorro por no utilizar calor, es la gran precisión dimensional que es posible alcanzar por no contar con contracción térmica ni distorsión durante el formado, además que las piezas no son afectadas por decoloración superficial (oxidación) que ocurriría a altas temperaturas, así para muchas aplicaciones la parte es presentable para la venta y puesta en servicio sin procesos adicionales.

La desventaja de este proceso es la alta dureza necesaria en las herramientas (60 HRC) para dar una alta resistencia a la abrasión y cumplir con las demandas del trabajo en frío. Con tales demandas de alta dureza los aceros generalmente son frágiles.

La selección de aceros para trabajo en frío que ofrece A. Finkl, son grados que proveen un alto grado de tenacidad a la fractura haciendo énfasis en la resistencia a la abrasión.



Ordenado por:

A2

Es uno de los más ampliamente utilizado aceros para herramientas
[Detalles del Producto...]


D2

Alto carbono (1.50%) y aleación para aplicaciones de desgaste.
[Detalles del Producto...]



DRX

Bajo carbono (.50%), aleación moderada para mejorar la resistencia al desgaste, con énfasis en la resistencia mecánica de impacto. Temple al aire.
[Detalles del Producto...]


Durodi

Bajo carbono (.50%) y alto níquel para una mejor resistencia a la fractura.
[Detalles del Producto...]




  • «« Inicio
  • « Anterior
  • 1
  • Siguiente »
  • Final »»
Resultados 1 - 4 de 4